VÉRTIGO


Foto: Nio Gómez.
Texto: Javier Fernández Franco.

Llegó la hora. Campanilla de muñidor. Cruces al hombro entre tinieblas frías. Cíngulos desatados sobre los penitentes sin cartoneras. Piedad del Hijo del Hombre, exaltado entre cruces mercedarias, para el que no sabe lo que hace. Arquitectura de sombras, de silentes gestos, de sonoras sentencias ya ejecutadas. Nunca una noche ha durado tanto. Ya se advertía, cuando las palmas proclamaban el Hosanna. Sobrevuela la asfixiada corneta.

 

 

 

BUSCAR |