Gris empate

El Écija Balompié se ha traído de Jumilla un empate sin goles ni brillantez ante un rival en descenso que sirve al menos para sumar y quizá terminar con la mala racha que arrastra desde noviembre.

Aparte del punto conseguido, la imagen de los de Gómez no fue la del equipo que gusta del toque y la combinación. Además, el Écija gozó de pocas ocasiones de gol y cedió el mando del partido al Jumilla desde el inicio.

Los locales pudieron adelantarse al cuarto de hora en un saque de esquina, acción a la que respondió Canillas, que mandó alto el balón en un mano a mano ante Mandaluniz. Encerrado atrás, poco peligro creó el Écija en la primera mitad.

Tampoco fue brillante la segunda. Al poco juego combinativo azulino correspondían los locales con nulo acierto en ataque, mérito sobre todo del correcto orden defensivo de los astigitanos. Únicamente Neftalí remató en el área del Écija, aunque su disparo se fue fuera, mediada la segunda mitad, y Campoy y Txomin, este último al palo, cuando el partido ya enfilaba su recta final.

Ficha técnica:

FC Jumilla: Mandaluniz, Julián Domínguez, Neftalí, Álvaro González, Robles, Manu Miquel, Chupe, Borja García (Manolo, min. 64), Chacopino (Titi, min. 64), Caye Quintana (Campoy, min. 75), Txomin Barcina.

Écija Balompié: Fermín, Bugatto, Carmona, Núñez, Domínguez, Marrufo, Ezequiel (Alex Escardó, min. 67), Manu Reina (Copete, min. 88), Canillas (Chanfreut, min. 82) Jonathan y Abraham.

Árbitro: Bosch Domenech (valenciano), mostró amarillas a Chacopino y Manu Miquel por parte local y Bugatto y Jonathan Ruiz del Écija Balompié.

FOTO: La Opinión de Murcia

 

 

 

BUSCAR |