Esperando sentado

Les supongo enterados de que se ha terminado el verano. Y de que nos suben el IVA. O sea, que su dinero vale menos. Alguien tenía que decirlo. Espero que los empresarios que clamaban exigiendo que se abaratara el despido se den cuenta ahora de que, además de empleados en precario o en paro, también somos sus clientes.

También les supongo enterados de que el gobierno de Rajoy ha dejado sin tarjeta sanitaria a los inmigrantes sin papeles. Dicen en el PP que es porque hemos vivido por encima de nuestras posibilidades y porque se ha abusado de la sanidad pública. Espero que alguien me aclare si es que el aeropuerto sin aviones ese que inauguraron los del PP en Castellón lo construyó un moro que estornudaba mucho.

Este es el país que nos ha tocado vivir, señora. Un país que saca pecho por haber acabado con el terrorismo etarra pero incapaz de acabar con el fraude fiscal que nos empobrece. Un país en el que, cuando se conoce un crimen, en lugar de dar con el culpable e impartir justicia, nos ponemos de acuerdo en la forma más degradante de darle matarile. Un país en que dejamos que dicte sentencia la prensa rosa en vez de dejar que sean los abogados, fiscales y jueces quienes apliquen el código penal.

Qué país, señora, qué país. Hemos pasado del chófer de la coca al chófer de la hostia. Del que destapó el tarro del supuesto fondo de reptiles de la Junta al que recibe un sopapo del monarca campechano. Igual es que le vio cara de elefante. Espero que el Borbón no se enfade con la reina. Lo mismo la despide y, como es extranjera, la deja sin papeles. Y sin tarjeta sanitaria.

Manolo Rodríguez

Septiembre 2012

Arde España

Cuando estaba en la oposición, el PP decía que el PSOE rompía España. Ahora que manda (es un decir) el PP, España se quema. Por los cuatro costados. Qué metáfora, señora. Sólo la iguala la caída de bruces del rey.

Los expertos aseguran que se queman los bosques por la alta temperatura, los vientos veloces y una humedad relativa baja. Se ve que son factores básicos, aunque algo tendrá que ver el recorte presupuestario en materia de prevención de incendios que ha aplicado el PP. También el incendio económico que está asolando España tiene sus factores. Sumen ustedes paro, prima de riesgo, deuda bancaria y especulación y ya tenemos la fogata. Y De Guindos, Montoro y Sáenz de Santamaría, ejerciendo de bomberos pirómanos mientras Rajoy huye al fútbol. España en estado puro.

Y ya que hablamos de parados, en Écija tenemos más de 5.500. Igual no se ha enterado usted, señora, porque no han salido mucho en la tele. Son tan poco importantes que no merecen ni un pleno extraordinario. Como Sánchez Gordillo, al que la jugada de Mercadona le ha salido de matrícula de honor, propagandísticamente hablando: todo el mundo está hablando de ella. Y todo por llevarse nueve carros de comida, ridículo hurto al lado de los miles de millones que nos van a costar los bancos especuladores.

Sí, Sánchez Gordillo ha conseguido publicidad y generar debate. Y, de paso, le ha dado un dolor de cabeza a IU, que dice de la acción del SAT que sí pero que no y que ellos nunca van a ir contra la legalidad. Igual para cuando en IU saque la manguera para apagar el incendio ya estamos todos achicharrados.

¡IVA España!

Me temo que la prueba más clara de que vamos para atrás es que los mineros protagonicen la protesta por el recorte de derechos. Es como volver al siglo XIX. Debe ser porque los mineros no tienen twitter ni facebook, sino conciencia de colectivo y manos con callos de coger las herramientas.

No quiero decir con esto último que sólo ellos tengan callos, ojo. También los tienen, por ejemplo, los diputados del PP, aunque estos de tanto aplaudir. Todo el mundo los ha podido ver aplaudir puestos en pie la subida del IVA, el recorte de prestaciones por desempleo y otras sevicias. No se me escandalicen: ya aplaudieron la invasión de Irak.

También hay quien cree que Mariano Rajoy no ha devuelto el Códice Calixtino, y que el librote ese tan gordo que ha dejado en Santiago de Compostela eran en realidad las promesas electorales del PP, todas incumplidas. ¿Se acuerda usted, señora, de cuando decían que subir el IVA era de mal gobernante? Y cuando en abril decía el PP que había que aprobar una amnistía fiscal para no tener que subir el IVA, ¿se acuerda?

¿Y se los cree usted cuando dicen que sobra gente en las administraciones porque no hay dinero? Porque yo empiezo a dudarlo cuando veo que han colocado en el ministerio de Economía al hijo de Esperanza Aguirre y dan más de dos millones de euros a subvencionar los toros.

No sé usted, señora, pero yo empiezo a pensar que se ríen de nosotros. Y que nosotros les dejamos.

Arrepentidos los quiere Dios

Allá por septiembre - ¡cómo pasa el tiempo! – les contaba yo que para salir de la crisis se nos iba a tener que aparecer la Virgen. Lo decía a cuenta de la ocurrencia del economista Paul Krugman, que decía que era necesaria una invasión extraterrestre para que empezara la recuperación económica.

Pues la ministra de Empleo (es un decir), Fátima Báñez, se lo ha tomado al pie de la letra. Lo de la Virgen, digo. Porque la señora ministra se ha encomendado a la Virgen del Rocío para salir de la crisis, y ha agradecido “el regalo que nos  ha hecho en nuestra salida de la crisis”.

Fíjese usted, señora. Todos temiendo la intervención de Europa y resulta que la intervención era divina. Y que, además, la teníamos ahí al lado, en las marismas. Si es que no hemos hecho caso a que la nuestra es la tierra de María Santísima…

Eso despeja las dudas y aclara el  panorama. Lo que hay que hacer para salir de la crisis es lo mismo que ha hecho el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar, para esquivar su dimisión: cruzar los dedos, cerrar los ojos con fuerza y rezar un Padrenuestro. “Virgencita, Virgencita, que me quede como estoy…” 

Lo que ya no entiendo es para qué anda Rajoy viajando por Europa mendigando ayudas y mandando a sus ministros a llorar y pedir (¿dinero?, ¿misericordia?) al FMI y al BCE. ¿No es más inteligente seguir el camino oportunamente abierto por la ministra Báñez y acudir todos, de rodillas y con-flores-a-María-que-madre-nuestra-es, al Vaticano a pedir la ayuda de Dios?

¡Nos han regalado un banco!

Les aviso que ando confuso. Tenemos un gobierno y un presidente que se presentaba como el cambio pero que lo último que ha hecho es acercar presos vascos a las cárceles vascas, subir impuestos y nacionalizar un banco. Es decir, lo que criticaban a Rodríguez Zapatero y que decían en el PP que había que cambiar.

Es para no entender nada, ¿verdad, señora? A ver si va a ser que ZP tiene poderes y sigue mandando más de medio año después de haberse ido. Porque para las medidas que ha tomado Rajoy no hacía falta cambiar de gobierno, vaya.

Y pensar lo contrario sería dar por hecho que Rajoy y sus acólitos nos mintieron para llegar al gobierno, porque todo lo que prometían en campaña lo han desmentido después. Y ya no hace falta irse a la hemeroteca para pillar en una mentira al presidente: basta rebobinar el vídeo cinco minutos. Decía Rajoy en campaña que “subir el IVA es el sablazo que da el mal gobernante a sus compatriotas”. Y también aseguraba: “No pienso dar un solo euro público a la banca”. Adiós, promesa electoral; hola, Bankia.

Si es lo que dijo el senador del PP Jesús Aguirre: “Ahora que ya no estamos en campaña electoral podemos decir lo que de verdad pensamos”. Se ve que con la verdad no se ganan elecciones.

Ah, lo de Bankia. Eso de nacionalización suena a que nos han regalado un banco, ¿verdad? Pero resulta que no, que es que (como con ZP ¿lo ven?) tenemos que pagarles sus pufos. Y otra cosa: en el test de estrés que pasó la banca hace un año, Bankia sacaba mejor nota que Bankinter o el Popular. Piensen sobre ello.

Pronóstico reservado

Vaya mesecito ¿eh? Hemos tenido de todo. Por ejemplo, a un obispo acusando a los homosexuales de “promover la corrupción de menores”. Monseñor no ha aclarado si habla de oídas o conoce algún caso, que en su gremio abundan, pero sí ha dicho acto seguido que no quería ofender a los homosexuales. Pues menos mal, oiga. Lo mismo el día que quiera ofender a los homosexuales propone quemar a Boris Izaguirre. 

También hemos tenido nuevos episodios de la enorme tradición democrática de este país (sea el que sea) y se ha decidido penar con dos años de cárcel la resistencia pasiva. Eso significa que si Gandhi viviera hoy en Huesca, por poner un ejemplo, le volveríamos la cara de una hostia. Parece que para tener contentos a los mercados. Ah, pero a los que defraudaron a Hacienda les han concedido una amnistía fiscal.

Esto último es gracioso, porque el PP decía que esa medida era "impresentable, injusta y antisocial". Ahora le parece bien. Y es que el PP va camino de dejar convertido su programa electoral en una novela, a fuerza de incumplir promesas. Incumple que te incumple, Rajoy sigue aprobando recortes, los penúltimos en educación y sanidad, dos cosas que le debe parecer que sobran en España.

Pero a los mercados les parece poco recorte ese. Y el FMI nos ha ordenado algo así como que no lleguemos a viejos, que eso es insostenible económicamente hablando. Dicen que nos jubilemos más tarde. También podrían proponer volar el Imserso.

A todo esto, el Ibex baja tanto que ya mismo le pasa el Racing. Y luego está lo

 

 

BUSCAR |